Salmos Responsoriales

 

SALMO  

103, 1b-4. 24-25. 27-30

Audio: ¡Señor, Dios mío, qué grande eres!
Estás vestido de esplendor y majestad
y te envuelves con un manto de luz.
Tú extendiste el cielo como un toldo.

Construiste tu mansión sobre las aguas.
Las nubes te sirven de carruaje
y avanzas en alas del viento.
Usas como mensajeros a los vientos,
y a los relámpagos, como ministros.

¡Qué variadas son tus obras, Señor!
¡Todo lo hiciste con sabiduría,
la tierra es llena de tus criaturas!
Allí está el mar, grande y dilatado,
donde se agitan, en mero incontable,
animales grandes y pequeños.

Todos esperan de ti
que les des la comida a su tiempo:
se la das, y ellos la recogen;
abres tu mano, y quedan saciados.

Si escondes tu rostro, se espantan;
si les quitas el aliento, expiran y vuelven al polvo.
Si envías tu aliento, son creados,
y renuevas la superficie de la tierra.
Sgda.Flia. - C

Versión SATB:

© Coro San Clemente – Permitida su copia y distribución con mención de la fuente: www.corosanclemente.com.ar